redes-sociales-en-las-empresas

Las redes sociales en las empresas son cada vez más importantes, esto debido a que a través de ellas la promoción de la misma se puede realizar de forma más fácil y efectiva, pues son canales de comunicación que a pesar de su reciente nacimiento, crecen constantemente. Un simple retuit o un compartir, puede expandir nuestro alcance y, de esta forma, nuestros clientes.

Además, las redes sociales en las empresas no solo significa darse a conocer, también se trata de comprender a nuestro público, pues a través de ellas la comunicación bidireccional es posible. En este mismo sentido, la empresa puede enriquecer su contenido, ventas y servicios para mejorar constantemente.

Cabe destacar que entre la gran variedad de redes sociales en las empresas que existen, las que más se destacan son Facebook, a nivel mundial, aunque con una diferencia en China; luego YouTube, Instagram y Twitter. Todas tienen objetivos distintos y diversas formas de hablar por sí mismas, por eso debemos saber percibir qué queremos.

En la actualidad, el uso de las redes sociales en las empresas es una acción básica para la interrelación con los clientes. Los consumidores de las redes sociales se encuentran influenciados, lo que tiene relación directa con la toma de decisiones al hacer una compra.

Factores importantes de las redes sociales en las empresas

Hasta ahora suena fácil posicionarse como empresa en las redes sociales, pues crear un perfil en cada red no es cosa complicada, pero eso no significa darse a conocer. Lo importante acá es saber hacia dónde nos dirigimos, pues numerosas empresas una vez que deciden utilizar las redes sociales, al cabo de un tiempo las abandonan, puesto que no tenían objetivos claros. La empresa debe tener claro qué quiere, sino las redes sociales resultarían inútiles.

Ahora, bien; tres cosas que debes tener comprendidas como empresa, son el darse a conocer, como primer punto; luego atraer clientes y conseguir aliados. Todos con la intención de hacer crecer nuestro negocio.

Darse a conocer

Es cierto que las redes sociales son la mejor forma para relacionarse con el público, pero debemos ser conscientes de que esto no es una labor tan sencilla. Buscar agencias como Solved Puzzle, que se dedican a este tipo de tareas, puede facilitar muchísimo el proceso, ya que debes seguir los pasos de profesionales que te indican qué debes hacer y el crecimiento de tus cuentas sería bajo supervisión constante.

Debes proyectar en redes lo que tu marca significa. Solo de esta forma los clientes serán capaces de reconocerte en el mundo real y el virtual.

Atraer clientes

Es una de las armas poderosas que tienen las empresas a su favor; sin embargo, es un punto bastante delicado. Cuando queremos atraer clientes, debemos hacerlo de forma cuidadosa y sin que se note que lo hacemos, ya que muchos de ellos no siempre están queriendo comprar, puesto que buscan a las redes sociales como plataformas de ocio y entretenimiento.

Lo explicado anteriormente no quiere decir que no debamos decirles que ofrecemos ciertas cosas, pero hay que hacerlo de forma muy sutil. También es válido anunciar ofertas, acción que además nos permite aumentar las ventas.

Asimismo, con el uso del social media, se crea una cadena ramificada en la que las compañías pueden recomendar su página a sus contactos, quienes a su vez pueden recomendarla a sus amigos y esos amigos a sus conocidos… Así hasta que nuestra página o empresa logren posicionarse y seguir creciendo.

Conseguir aliados

Los horizontes que expanden las redes sociales en las empresas son tan amplios que podemos tener aliados en todo el mundo. Cuando antes era necesario hacer toda una campaña a través de revistas, tv, radio, entre otras, ahora solo basta con dar a conocer tu producto o servicio a través de alguien que sea bastante popular en las redes sociales y comenzarás a notar los cambios. Cabe destacar que este es solo uno de los métodos, no es necesario usar obligatoriamente una figura influyente. Existen miles de estrategias que pueden usarse y es una de las cosas que hace tan popular el uso de las redes.

El contenido es la clave

El contenido debe ser útil e interesante para que se pueda generar una buena interacción entre la empresa y el cliente. De esta forma podemos obtener feedback y mantenerlos interesados en lo que se hace. Mientras mejor sea el contenido, mayor será el interés y la participación.

¿Cómo es el contenido para las redes sociales en las empresas?

En general, y como cualquier otro contenido, debe ser atractivo. Utilizar imágenes, videos, infografías es una excelente opción, pues el contenido visual suele atraer mucho más. Como empresa, debes concentrarte en producir contenido de calidad siempre. No deben ser solo temas que se traten de forma gráfica, escribir también está bien. Pero debes ser capaz de hacerlo de una forma atractiva. Nuevamente, conseguir aliados que te ayuden en estos aspectos es una gran opción.

Es importante destacar que siempre debes tratar de incluir la “llamada a la acción”, que no es más que invitar al lector, con gracia, a que realice algo. Por ejemplo, si quieres que voten por ti en alguna campaña, entonces puedes colocar “elígeme”, en lugar del básico “vota por mí”.

Debe ser contenido rápido y fácil de consumir. Como mencionamos anteriormente, no debe notarse que hacemos publicidad, aunque ese sea el objetivo. Mediabrix, empresa que se dedica a publicidad digital, reveló que un 58% de los usuarios de Facebook rechaza la publicidad intrusiva, mientras que en Twitter, lo hace un 45%. Puede parecer algo sin importancia, pero no es así. Cuando esto pasa, las consecuencias afectan no solo a la empresa en redes, genera un rechazo general y la preferencia por la competencia.

Entonces, nuestro contenido para redes sociales en las empresas debe ser distinto a uno comercial, debe acercarse al consumidor de forma agradable y como su amigo.

¿Qué no debe tener mi contenido?

Primero que todo, no debe ser extenso, ya que leer demasiado texto aburrirá al lector. A menos que sea necesario y que tu contenido sea interesante de forma que no puedas omitir nada, limítate a escribir artículos cortos, serán más llamativos y engancharán a más internautas.

Cuando mencionamos que debe ser atractivo nos referimos a colores pensados, es decir, que tengan armonía. No mezcles demasiados, pues le dará al usuario una idea errónea de quién eres y visualmente no será cautivante.

Cuidado con las tipografías. No debes incluir por ninguna razón tipografías poco entendibles o demasiado adornadas, pues quizá no te das cuenta al primer momento, pero cansan la vista y confunden. Por el contrario, trata de elegir tipografías como Serif o Sans Serif (sin serifa) para los párrafos. En cambio, para los títulos sí puedes optar por unas un poco más decorativas, pero no debes excederte.

Las imágenes deben tener relación con lo que escribes como empresa. Además, deben reflejar quién eres como marca. No se trata de colocar cualquier imagen y ya. Debes conseguir algunas que estén relacionadas con lo que escribes y con lo que proyectas como empresa, que todo combine.

No debes usar, por ningún motivo, el contenido engañoso. Cuando el usuario se percata, abandona de inmediato y pierde la credibilidad. Se da cuenta de que es un contenido vacío y sin aporte interesante. Muchas veces páginas deciden, para subir sus visitas e interacciones, colocar títulos que no tienen relación con el contenido que está dentro. Eso, en muchas ocasiones, molesta al lector. Se siente engañado y provocará probablemente que no regrese.

¿Por qué es importante planificar el contenido para redes sociales en las empresas?

La planificación y la organización es la mejor estrategia para generar contenido orgánico. ¿Por qué? Porque de esta forma evitamos publicar siempre lo mismo, aprovechamos las tendencias, seguimos una línea editorial que nos identifica, no nos quedamos nunca sin publicar, entre otras cosas.

Sin embargo, existen otros factores que debemos tomar en cuenta y que son la importancia de tener el contenido planificado para las redes sociales en las empresas.

Lo más importante es mencionar que los usuarios están saturados de información, pues pasan la mayor parte del tiempo consumiendo contenido en Internet. ¿Qué crees que pasaría si lo que publicas es solo un artículo más? Pasará por alto y no tendrás interacción. En cambio si es orgánica y atractiva tu publicación, entonces los resultados serán distintos.

En este mismo sentido, los usuarios son cada vez más estrictos con el tipo de contenido que consumen, debido a que son ellos quienes eligen qué desean leer y qué desean ignorar. Lo que publicas en redes debe ser lo suficientemente preciso como para captar la atención de quienes lo ven.

Si planificas, tu contenido será de calidad y, por ende, será compartido. Recuerda que siempre es mucho mejor calidad que cantidad. Con la cantidad saturas, mientras que con la calidad atraes y enganchas.

¿Cómo incorporo las redes sociales en las empresas?

Si tu objetivo realmente es estar en las redes sociales y crear la consciencia de que existes, entonces debes tener un departamento que su única tarea sea esa.

Anteriormente, cuando no existían las redes sociales, se gastaban millones en inversión publicitaria; sin embargo, con la aparición de este tipo de contenidos, eso se ha reducido. Ahora esa inversión puede ir dirigida al departamento de marketing, que dentro tiene a quienes manejan nuestras redes sociales.

En un principio no es necesario que el equipo de redes esté dentro de la empresa, pero sí que forme parte de ella y esté comprometido. Más adelante puede incorporarse al departamento (y debería ser así).

Lo que sí es necesario es que nuestro equipo de marketing sea personal capacitado, pues es este el que establece y ejecuta las estrategias de venta, cosa que permite lograr nuestros objetivos. En este mismo sentido, este equipo debe estar conectado permanentemente con quienes llevan nuestras redes, pues deben transmitir la misma idea.

En resumen, necesitamos un equipo de marketing, que debería existir desde un principio. Luego, debemos incorporar uno de redes, que ejecute y desarrolle el contenido que marketing sugiere y que vaya acorde con nuestra imagen. Todo es trabajo en equipo con los mismos objetivos. La comunicación efectiva es pieza clave.

¿Por qué debo tener presencia en redes sociales como empresa?

En el mundo hay 2.789 millones de usuarios activos en redes sociales, lo que de por sí ya es una gran razón para estar presentes en Internet. Sin embargo, existen otras razones importantes que obligan a una empresa a desenvolverse en este ámbito.

Comencemos por mencionar que generan acercamiento. Se acabo el producir información y nunca obtener respuesta. Ahora podemos modificar nuestro contenido y adaptarlo a lo que el público quiere. Para esto no es necesario esperar demasiado tiempo, entonces la rapidez es otra de las razones por las que debes correr a crear un perfil en redes.

Entonces, ya hicimos todo. ¿Cómo sé que lo logré? Las redes te permiten medir el alcance. Facebook, Twitter, Instragram… Todas tienen herramientas para medir el impacto. Si no te parece suficiente, entonces hay muchísimas herramientas en Internet que hacen el mismo trabajo.

Debes tomar en cuenta que no es lo mismo estar en redes sociales que tener presencia. Comparemos: estar en redes sería simplemente crear un perfil, incluso los bots “están” en redes sociales. Por otro lado, tener presencia en redes sociales se trata de que los usuarios tengan consciencia de que existes. Además, tu presencia en redes no es para vender directamente, esto vendría siendo una consecuencia. Tu presencia es para crear fidelidad y para volver al usuario parte de la empresa, para que te prefiera a ti y no a otra, es darle las razones por las que debe elegirte, pero sin decírselo directamente.

Si explicamos el factor “consecuencia de las redes sociales”, entonces estamos hablando de la fidelización y de la creencia en la marca, pues es eso lo que en realidad hace que nuestras ventas aumenten. Quizá no vendamos demasiado en redes directamente, pero sí damos a los usuarios percepción de la marca, sentido de credibilidad y eso genera compras.

Exclusividad

Este es un tema bastante importante. Está claro que debes hacer que tus clientes estén siempre satisfechos. Eso debes trasladarlo también a las redes sociales. Realizar promociones, ofertas, descuentos o concursos a través de las redes, darán a tus usuarios exclusividad y, quienes vean desde el “exterior”, querrán participar en ello, entonces obtendremos nuevos clientes. De esta forma premias a los clientes fieles e invitas a nuevos.

El interés del usuario con todo este tipo de promociones aumenta y con ello también suben las ventas, pero acá lo importante es generar fidelización y un sentido de exclusividad.

Así debes hablar en redes sociales

Cada comunidad habla distinto. Es como viajar a otro país y hablar un idioma diferente. Tienen otros métodos, características… Las redes sociales actúan de la misma forma, cada una tiene una manera particular de interactuar y en cada una debes hablar distinto.

Es importante tomar en cuenta que el contenido que produces en Internet debe ser más casual, más cercano al público al que apuntas. Eso no significa que tienes que eliminar toda seriedad, al contrario, debes encontrar la forma de dejar tu marca sin aburrir al lector.

El escribir para redes sociales no es tarea sencilla, pues esta será tu arma seductora y debes saber usarla. Es casi una obligación generar curiosidad en cada post, hacer que el contenido impacte. Solo de esta forma los usuarios siempre estarán esperando más.

Promociónate con Facebook

Facebook es la red social que goza de mayor popularidad y es preciso aprovechar esa ventaja. Un error que tienes que evitar es comprar seguidores para tu página, resultaría perjudicial; pues estarás lleno de seguidores, mas no de interacciones. Por eso debes promocionarte orgánicamente, ganar esos seguidores con contenido interesante.

Se caracteriza por ser una comunidad amplia que comparte contenido diariamente; sin embargo, publicar demasiado puede saturarlos. No hay un límite de publicaciones diarias, pero eso no significa que debas publicar 100 artículos. Tu contenido no debe pasar por alto y la única forma de hacerlo es que sea interesante, no que publiques demasiadas veces al día.

Utilizar imágenes llamativas que acompañen a tus artículos es una excelente herramienta, ya que en muchas ocasiones el texto puede pasar desapercibido.

No tengas miedo de usar el humor ocasionalmente. Lo importante es practicar el ensayo y error, ver qué tipo de contenido funciona más y cuál menos. No quiere decir que debas convertirte en una página de humor, pero a veces es necesario aligerar el ambiente.

Mide con Twitter

Twitter también es bastante conocida. Tiene hashtags, menciones, retuits y likes (opción agregada recientemente). Te permite la búsqueda y monitoreo de todos estos ítems. Por ejemplo, quiero saber quiénes están tuiteando la palabra “hamburguesa” y qué dicen de ella, entonces introduzco los valores de búsqueda y obtendré la respuesta. Lo mejor, es que ocurre en tiempo real. De esta forma puedes estudiar el mercado.

La búsqueda no se limita hasta allí. También, por ejemplo, puedes hacer concursos en los que los usuarios deben utilizar un hashtag específico y de esta forma segmentas y serás capaz de medir la interacción. Todo depende de lo que necesitemos.

Lo interesante de la red es que es considerada de “microblogging”, en la que anteriormente solo podías escribir textos de hasta 140 caracteres, pero en su reciente actualización esta opción fue ampliada a 280. Significa un reto generar contenido tan corto, pero si lo haces interesante entonces obtendrás clics y engagement.

Usa Instagram como un profesional

Aunque Facebook y Twitter tienen mayor presencia en las redes sociales en las empresas, Instagram ha llegado para quedarse.

Es una red social netamente visual en la que es cada vez más difícil posicionarse, puesto que se han dedicado a modificar el algoritmo de tal forma que lo único relevante sea el contenido orgánico, pero quienes lo logran, de verdad ven los resultados.

Instagram es una red alegre, en la que se comparten los momentos felices de los usuarios. Por eso el contenido que aquí se genera debe ser de esta forma. Tiene que estar conectado a las emociones todo el tiempo.

Todo se trata de la imagen. Es importante que tu perfil esté bien planteado: un buen nombre de usuario, una imagen de perfil bien pensada y una biografía que diga lo que haces y qué te hace especial. Solo de esta forma ganarás follows. Además, mantener tu feed armónico es una idea fenomenal, pues lo visual atrae demasiado. Consigue o crea imágenes que se relacionen, que tengan un mensaje para transmitir y una paleta de colores establecida.

Además, esta red social agregó recientemente el formato de “stories” que se borran luego de 24 horas. Aprovecha el sentido de urgencia que está en todos los usuarios, hazlos querer ver tu contenido antes de que desaparezca. Puedes ser todo lo creativo que quieras como empresa, usar música, videos, contar una historia. Aquí se muestra lo más real.

Influencers: herramienta potencial para redes sociales en las empresas

Cuando quieres comprar algo o utilizar algún servicio, seguro que primero le consultas a alguien si es bueno o no, necesitas tener la aprobación de esa o esas personas. Exactamente ese es el trabajo de un influencer: generar fiabilidad y dar prueba de que tu producto o servicio es el mejor.

Un influencer es una persona conocida en redes, que tiene un público amplio al que puede llegar. Es una persona que sabe cómo hablarle a sus seguidores y se mantiene conectada con ellos.

Prueba de que este tipo de estrategias funciona la tiene el director de comunicaciones globales de adidas cuando dice que “el 70% del engagement de las marcas proviene del trabajo que se hace con influencers“; pues ellos son una marca que se ha dedicado a hacerlo.

Las redes sociales en las empresas puede trabajar con influencers cuando quieran: para lanzar un producto, en eventos, entre otras, ya que serán capaces de dar el impulso que tu marca necesita.

A la hora de escogerlos es importante que los analices, que veas quiénes encajan con tu perfil y quiénes pueden transmitir mejor el mensaje. No solo debes fijarte en el número de seguidores. Aunque es una característica relevante, necesitas a un influencer que de verdad genere engagement y que lo haga de forma natural.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *